in

Henry, el gatito que perdió sus orejas y casi la vida, desafía con sus ganas de seguir luchando

Henry es un gatito que a pesar de haber sufrido un terrible accidente nunca se dio por vencido su historia nos enseña acerca del valor que tiene la vida y como nuestras acciones pueden marcar la diferencia en el día a día de estos seres.

En Baraboo, Wisconsin, Estados Unidos, las bajas temperaturas hicieron que Henry se refugiara en el compartimiento del motor de un automóvil.

Desafortunadamente, Henry no tuvo oportunidad de escapar cuando el conductor arrancó el auto sin advertir su presencia.

Sus graves lesiones no le hicieron perder la fuerza interior que lo mantuvo aferrado a la vida.

 

Cuando los miembros de la Sociedad Humanitaria del Condado de Sauk encontraron al pobre Henry bajo el capó de un automóvil enredado en el motor se dieron cuenta que no iba a ser como cualquier otro rescate.

Inmediatamente lo llevaron al Servicio de Emergencias en el Centro de Especialidades Veterinarias Middleton.

Les hizo saber a todos que aún no estaba listo para partir.

 

La organización comenzó a recaudar fondos, pero las lesiones eran tan graves que los veterinarios decidieron que Henry no podía esperar a que llegasen las donaciones. Siguieron adelante con la cirugía independientemente de la cantidad recaudada.

Salvar su vida era más importante.

 

Durante la cirugía, otra realidad devastadora salió a la luz, probablemente las lesiones de Henry tenían varios días cuando fue encontrado.

Terminó recibiendo un total de 34 puntos en la cabeza; 20 exteriores y 14 bajo la piel. Una porción de su cráneo desapareció, tuvieron que extraer ambas orejas y suturar la piel rescatable.

 

Henry tenía muchas lesiones que requerían cuidado y vigilancia constante. Enfrentaba el riesgo de contraer meningitis. El personal trabajó diligentemente para retirar la acumulación de grasa y otros restos de sustancias químicas que estaban incrustadas en su pelaje para evitar infecciones.

 

«A pesar de su delicada situación está comiendo por su cuenta e incluso ronroneando a lo largo del día. «Esas son cosas que nos dicen que quiere lograrlo», dijo la veterinaria, Alicia Sibley, ¿Cómo no podemos tratar de salvarlo?

Henry es un gatito muy amoroso, tal vez haya tenido un hogar. Nadie sabe el tiempo que lleva viviendo en la calle. No tiene microchip, ni hay reportes de gatos desaparecidos que se ajusten a su descripción. Puedes ver un video de su historia haciendo clic aquí.

Tiene la suerte de haber encontrado personas que estuvieron dispuestas a salvarle la vida.

 

La Sociedad Humanitaria agradeció toda ayuda que ha recibido Henry para cubrir los gastos médicos, estimada en 3.000 dólares.

 

Henry fue dado de alta y está mejorando constantemente gracias al cuidado de su increíble padre de crianza temporal.

Claramente tiene de sobra el afecto y la atención adecuada.

 

Henry no pierde el entusiasmo y está haciendo lo que haría normalmente cualquier gato de forma natural.

Aún le queda un largo camino hacia su recuperación, por lo que no se puede estimar cuando estará listo para encontrar un hogar.

Toma menos de un minuto echar un rápido vistazo, dar unos toques al capo y los laterales del auto antes de entrar, le estarás dando una oportunidad de salir.

En caso de que veas o escuches el maullido de un gato en otro auto deja una nota de aviso al dueño.

Salvar una vida bien vale la pena.

Facebook

Que la historia de Henry sirva para ayudar a evitar accidentes, compártela.

What do you think?

Written by Truong Truong

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Hombre escala un edificio y arriesga su vida para rescatar a un gatito atrapado en las alturas

Toca la puerta de una familia todos los días, hasta que encuentra un lugar seguro para sus bebés