in

Un oficial logra rescatar a un gatito recién nacido tras 48 angustiantes horas lejos de su madre

El oficial A. Morton del cuerpo de policía de Carolina del Norte ha estado trabajando junto a su esposa Hannah en el bienestar de los gatos vagabundos de su comunidad. Juntos se han propuesto atrapar a los gatos salvajes, para llevarlos al Refugio del Condado de Chesterfield.

En su voluntaria labor, supieron que por los alrededores del vecindario rondaba una gata embarazada y supieron que era importante tratar de atraparla lo antes posible, antes de que ella diera a luz a la camada.

La gata fue llevada con parte de la camada a un refugio

 

Sin embargo, Morton y Hannah se angustiaron mucho al ver de nuevo al animal, esta vez más delgado. Era evidente que la gata había dado a luz a sus gatitos, pero el desafío era descubrir el lugar donde los había escondido, en el menor tiempo posible.

Hannah se encargó de la investigación. Comenzó a revisar con mucho cuidado cada rincón del vecindario, hasta que finalmente dio con los gatitos, a quienes encontró en un armario viejo que estaba en el baño de una casa abandonada.

El gatito que quedó solo, estaba en un lugar insospechado

Sin embargo, el rescate de la gata y de sus crías no fue exitoso: al verse descubierta, la gata se llevó consigo a uno de sus cachorros, dejando solos a los otros cuatro. Hannah y Morton supieron que tenían las horas contadas para reunir a la familia, si querían conservarla con bien.

Hannah inventó una especie de trampilla, para de ese modo capturar a la gata. Con mucha paciencia e ingenio, pudo atrapar a la madre de las crías, pero supo que aún había un problema por resolver: el gatito que ella se había llevado a un nuevo escondite.

El esposo de Hannah llevó al gatito en su pecho para darle calor

 

La joven comenzó una búsqueda desesperada por el vecindario y tras pasar un día sin éxito, comenzó a sentir miedo por la vida del gatito. De hecho, Hannah confiesa que se sintió sumamente culpable, pues debido a su imprudencia, la madre estaba separada de una de sus crías, la cual además estaba expuesta al frío y al hambre.

Hannah repitió la búsqueda intensamente al día siguiente y el resultado fue el mismo: no aparecía el gatito perdido. Había casi perdido la esperanza y temía lo peor cuando, al tercer día, mientras se preparaba para ir al trabajo, escuchó el llanto de un gatito en la casa de su vecino.

 

Ella no sabía si su obsesión la engañaba, pero se dirigió a toda velocidad al lugar de donde provenía el sonido y se sorprendió al ver que salía de un agujero en el suelo que estaba justo en el borde de una de las paredes de la casa de su vecino.

Metió la mano con cierto temor y sintió una bolita de pelos. Hannah temió que se tratara de una rata, pero no era tiempo de echarse atrás y lo que sacó de ese lugar la colmó de alegría: era un gatito gris y atigrado del mismo tamaño de los que habían rescatado un par de días atrás. ¡No había dudas! ¡Tenía que ser el cachorro perdido!

De inmediato Hannah y su esposo llevaron al pequeño junto a su madre y hermanos, quienes ya se encontraban en el Refugio del Condado de Chesterfield. Al ver al gatito reunirse con la gata, feliz de sentir su calor nuevamente y de alimentarse del modo adecuado, Hannah sintió una alegría tremenda en su corazón, así como un gran alivio.

Por suerte, la familia fue reunida

LoveMeow

Gracias a ella y a su esposo, los gatitos y su madre están fuera de las calles, en espera de condiciones de vida mucho mejores.

Si te ha conmovido esta angustiante historia, no dudes en compartirla en tus redes sociales.

What do you think?

Written by Truong Truong

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Fue rechazada por su tamaño pero ella sólo reparte mimos a todo gatito de necesidades especiales

Escondía su rostro en una esquina hasta que un alma bondadosa le hizo confiar en las personas