in

El amor incondicional de un gato es la única cura para las crisis de llanto de este niño

Tonya Denton lo intentó todo para ayudar a su pequeño Jayden a superar sus crisis, relacionadas con un trastorno del procesamiento sensorial.

El pequeño tiene problemas para procesar toda la información que percibe a través de sus sentidos y en ciertos casos, puede tener ataques de ira o llanto.

Jayden golpea cosas o llora cuando tiene una de sus crisis

La madre puso a su hijo en tratamiento al comprender cuál era su verdadera condición, pero las terapias y las alternativas médicas que Tonya recibió de los especialistas, realmente ayudaron muy poco a Jayden a mantener el control durante sus crisis.

Entonces, llegó Kitty a la casa. Tonya jamás imaginó que adoptar a este gato sería la solución definitiva a los problemas de Jayden. La primera vez que el niño tuvo una de sus acostumbradas crisis, la mascota supo exactamente qué hacer.

Mira cómo reacciona Kitty a las crisis de Jayden en este conmovedor video

La madre del niño observó con asombro cómo el gato se aproximó a él, sin importar su llanto y su irritabilidad, lo rodeó con mimos y hasta lamió su cabeza. Al cabo de unos instantes Jayden no solo se calmó, sino que en agradecimiento devolvió las caricias a Kitty.

Entonces Tonya comprendió que algo muy especial unía a su hijo con Kitty. El gato tiene una conexión muy especial con el pequeño y saber perfectamente cómo brindarle la contención emocional que necesita cuando se produce una crisis.

Kitty lame la cabeza del niño mientras él la acaricia

Por lo general, las crisis de llanto o ira aparecen cuando el niño recibe demasiada información sensorial que no es capaz de asimilar o procesar. Esta vulnerabilidad lo lleva a sentirse absolutamente irritable y es entonces cuando emocionalmente colapsa.

Ante los gritos o el llanto de Jayden, Kitty corre a donde quiera que él se encuentre. Al sentirla cerca y comprobar sus atenciones, el niño recupera la calma y se repone, como nunca había ocurrido con ninguna otra terapia o tratamiento.

 

Desde luego, Kitty juega un papel fundamental en esta familia y el afecto que la une a Jayden es enorme. Tonya explica que es bastante normal ver a la gata y al niño juntos. Ella incluso suele dormir en su regazo y su sola presencia ya es suficiente para que Jayden se sienta seguro.

Tonya asegura que nunca imaginó que un gato fuese capaz de brindar tanto amor y cuidados a un niño, pero agradece enormemente que Kitty haya llegado a la vida de esta familia. Ahora ella es un pilar emocional para el pequeño Jayden y ese vínculo sobrepasa cualquier cosa.

Kitty y Jayden son inseparables

 

Si te conmovió la historia de esta gata y su pequeño amigo, no te vayas sin compartirla.

What do you think?

Written by Truong Truong

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Una pareja arriesga su vida deteniéndose en pleno tráfico para salvar una vida diminuta

Niña va con su familia a un refugio para ayudar y termina siendo adoptada por un dulce gatito