in

Gato callejero visita una tienda todos los días para pedirle a la gente que le compre golosinas

Un gato callejero y por demás, inteligente, ideó el mejor plan para lograr que los clientes de una tienda le compraran sus golosinas favoritas. Lo que sucedió después derretirá tu corazón…

Cuando Tania Santos pasaba por una tienda cerca de su casa en México, notó que cierto personaje se detenía frente a ella antes de entrar al local.

Era un gato blanco y estaba allí, sentado solo al borde de la acera. Al principio Tania se sorprendió un poco con la actitud del minino, pero su presencia allí estaba lejos de ser una mera casualidad.

El gato callejero visitaba la tienda cada día y hacía que los clientes le compraran golosinas

Cuando Tania llegó para comprar algunas cosas, no podía imaginar que el gatito, al que llamaban “Conejo” porque le faltaba la colita, era realmente una criaturita muy inteligente que estaba dispuesto a hacer de las suyas.

Después de saludar al gatito como lo hace con algunas mascotas, Tania se sorprendió al ver que el animalito parecía llevarla dentro de la tienda. Cuando comenzó a caminar por un pasillo, el gato bloqueó su camino. Resultó que la estaba conduciendo a una sección de la tienda en particular.

Ahí era donde guardaban las golosinas para gatos. Por supuesto, a Tania le pareció adorable, así que no se negó a su petición y le compró un poco. En la próxima visita de Tania a la tienda, buscó al gato, pero él no estaba afuera.

Esta vez, lo encontró esperándola adentro. ¿Te imaginas dónde estaba Conejo exactamente? ¡Pues si pensaste en el pasillo de las golosinas, lo adivinaste! El chiquillo estaba a espera de algo delicioso y sabía que su nueva amiga no se lo negaría.

En este video Tania nos demuestra la sutil estrategia de Conejo

Los empleados de la tienda estaban a punto de revelar ante la chica el plan de Conejo. Tania se enteró de que el gato viene a la tienda todos los días tratando de convencer a la gente de que le compre golosinas. Después, él siempre se marcha, aunque nadie sabe a dónde.

¿El gato tenía un hogar? Tania estaba decidida a averiguarlo. En su siguiente viaje a la tienda, allí estaba de nuevo.

¡Conejo es un gatito que sabe lo que quiere y cómo conseguirlo!

Esta vez, la chica decidió hacer un video del inteligente comportamiento del gato, desde que le daba la bienvenida, hasta que le pedía su golosina.

Después de comprarle al gato las golosinas que pidió, Tania lo siguió en silencio. Finalmente, el animalito se instaló en un lugar vacío cerca del camino; era un gato callejero, después de todo, y ese peligroso escondrijo era lo más parecido a un hogar.

Esa noche, Tania decidió ofrecerle algo mucho mejor. Nadie sabe cuánto tiempo el gato había estado sin hogar, pero la vida en la calle no había sido fácil para él.

«Lo llevé a mi casa y lo adopté», dijo Tania.

Su pelaje estaba un poco enmarañado y había perdido su cola de alguna manera.

La chica ha vuelto a hablar con los empleados de la tienda desde entonces, en caso de que un posible propietario intentara encontrarlo, aunque nadie ha preguntado por el gatito. ¡Es una fortuna que la joven decidiera llevarlo a su casa!

«Me dijeron que nadie había venido a buscarlo. Me agradecieron por llevarlo a casa», agregó la joven.

Antes de salir de la tienda, Tania hizo algunas compras, golosinas por supuesto, esta vez, sin que nadie se lo pidiera.

«Le compré muchas golosinas. Puede confiar en que siempre lo haré», concluyó Tania.

Ahora Conejo no tiene que pedir por golosinas, porque Tania se encarga de alimentarlo como se merece. Vive feliz en su nuevo hogar y su nueva familia, comprendida por Tania y un hermano gatuno.

Nadie volverá a separar a Tania de Conejo

Es una bella historia con un hermoso final gracias a una chica amorosa, ¡Hoy podemos decir que hay un gato menos en las calles!

What do you think?

Written by Truong Truong

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Pescador se lanza al agua para salvar a los gatitos que suplicaban ayuda en un barco en llamas

Una gata no puede estar más feliz tras recibir la ayuda para su único gatito