in

Gatita con 3 patitas lucha por tener una vida normal

Esta es la historia de una minina que ha demostrado que a pesar de sus dificultades sigue luchando por su vida.

La gatita fue rescatada en el patio de una casa, tenía heridas considerables y estaba en riesgo de perder su vida sino recibía ayuda a tiempo.

Cuando fue rescatada la gatita tenía entre 6 y 7 días de nacida. Le faltaba una de sus patitas traseras, su herida estaba expuesta, es posible que esto haya sido el resultado en su proceso de nacimiento

Por suerte, la persona que la encontró no dudó en pedir ayuda a través de las redes sociales, ya que necesitaba atención médica de emergencia.

Afortunadamente, Dannielle Southon, fundadora de Southon Rescue, vio la publicación y no dudó en atender el llamado. Desde entonces, Dannielle ha velado por el bienestar de la dulce gatita. Al respecto comentó:

“Tenía una herida retorcida en la pierna, probablemente causada por el cordón umbilical envuelto. Su hueso estaba expuesto y tenía una infección terrible”.

Cuando Dannielle tuvo a la gatita en sus manos, limpió la herida y le dio un poco de comida, administró algunos medicamentos y envolvió el muñón para ayudarlo a sanar.

Esta pequeña gatita fue llamada Jack, porque al principio todos creían que se trataba de un gatito, luego se dieron cuenta que se trataba de una minina pero quisieron conservar el nombre.

No pasó mucho tiempo para que Jack demostrara que era una valiente gatita con toda una vida por delante, también reveló su amor por la comida y descubrió que era una máquina de ronroneo, de esta forma comenzó a exigir tiernamente que fuera alimentada. Dannielle dijo:

“Después de tres días y medio de antibióticos, control del dolor y limpiezas, la pierna de Jack se veía mucho mejor”.

Gracias a todos los cuidados y el amor incondicional por parte de sus cuidadores, la pequeña Jack mejoró considerablemente en pocos días. Su hinchazón disminuyó y su muñón estaba cicatrizando.

Diariamente daba pequeños pasos y aunque muchas veces se caía, poco a poco perfeccionó su forma de caminar.

A las pocas semanas, cuando le tocó una nueva revisión con el veterinario, dejó a todos sorprendidos con su grandioso e increíble progreso.

Jack no solo demostraba ser una guerrera con sus acciones, también reveló ser una gatita muy emocional, cada vez que alguien la acariciaba daba tiernos ronroneos, que se interpretaban como una especie de invitación directa para que las personas siguieran consintiéndola.

A las cinco semanas de haber sido rescatada, Jack se había convertido en una gatita completamente segura y muy juguetona.

Había encontrado el equilibrio perfecto para poder jugar y caminar usando sus tres patitas, cada día demostraba que no había ningún obstáculo que no pudiera superar. Dannielle comentó:

“Una vez que la herida sanó, era bastante obvio que estaría bien”.

Afortunadamente, su muñón sanó por completo por lo que todos quienes la han acompañado desde el primer día confían que tendrá un futuro brillante.

“Esta niña me sorprende seriamente todos los días con su tenacidad y resistencia, desde que llegó”, dijo Danielle.

Jack sigue creciendo a pasos agigantados y está constantemente en busca de nuevas travesuras.

What do you think?

Written by phuc phuc

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Un gatito que quedó atrapado en el capó de un auto es liberado y se reúne con su madre

Un gato sobrevivió milagrosamente de un accidente y es adoptado después de medio año de recuperación